Sábado, 01 Marzo 2014 04:10

Divorcio

Rate this item
(0 votes)

El divorcio, además de la muerte, es otra de las formas de disolver el matrimonio. La sentencia de divorcio también disuelve la sociedad legal de bienes (sociedad conyugal).

Existen 3 tipos de divorcio (art. 187 del Código Civil en la redacción dada por la Ley N°19.075):

  1. Por causal
  2. Por la sola voluntad de cualquiera de los cónyuges
  3. Por el mutuo consentimiento de los cónyuges

Divorcio por Causal:

Las causales previstas por ley son 10:

  1. Por el adulterio de cualquiera de los cónyuges.
  2. Por la tentativa de uno de los cónyuges contra la vida del otro, pronunciada la sentencia criminal condenatoria.
  3. Por servicias o injurias graves del uno respecto del otro. Estas causales serán apreciadas por el Juez teniendo en cuenta la educación y condición del cónyuge agraviado.
  • Por la propuesta del marido para prostituir al otro cónyuge.
  • Por el conato de cualquiera de los cónyuges para prostituir a sus hijos o menores a cargo y por la connivencia en la prostitución de aquellos.
  • Cuando hay entre los cónyuges riñas y disputas continuas, que les hagan insoportable la vida común.
  • Por la condena de uno de los cónyuges a pena de penitenciaría por más de 10 años.
  • Por el abandono voluntario del hogar que haga uno de los cónyuges, siempre que haya durado más de 3 años.
  • Por la separación de hecho, ininterrumpida y voluntaria de por lo menos uno de los cónyuges durante más de 3 años sea cual fuere el motivo que la haya ocasionado.
  • Por la incapacidad de cualquiera de los cónyuges cuando haya sido declarada por enfermedad mental permanente e irreversible y siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
    1. que haya quedado ejecutoriada la sentencia que declaró la incapacidad;
    2. que, a juicio del Juez apoyado en dictamen pericial, la enfermedad mental sea de tal naturaleza que racionalmente no pueda esperarse el restablecimiento de la comunidad espiritual y material propia del estado de matrimonio.

    De estas 10 causales previstas por ley, las más invocadas son riñas y disputas (causal 6) y la separación de hecho, ininterrumpida y voluntaria por más de 3 años (causal 9). Para estos casos deberá aportarse prueba testimonial (la declaración de por lo menos 2 testigos) que acrediten, según el caso, las riñas y disputas continuas o la separación por más de 3 años. El divorcio por causal, es el más rápido; según el juzgado asignado, tiene una demora de 3 o 4 meses.

    Divorcio por la sola voluntad de cualquiera de los cónyuges

    No se requiere la declaración de testigos; alcanza, simplemente, que el cónyuge comparezca en las oportunidades previstas por la ley, para que el Juez dicte la sentencia de divorcio, sin importar, en este caso, la opinión del otro cónyuge. Se puede solicitar luego de transcurrido 2 años de matrimonio.

    Procedimiento:

    1. comparece el cónyuge solicitante personalmente frente al Juzgado de Familia expresando su voluntad de divorciarse;
    2. comparendo entre ambos cónyuges en el que se tentará la conciliación, se resolverá la situación de los hijos, la pensión alimenticia que el otro cónyuge debe suministrar a quien ejerce efectivamente la tenencia de los hijos y se resolverá sobre la situación provisoria de los bienes;
    3. audiencia a los 60 días para que el solicitante manifieste que persiste en su deseo de divorciarse;
    4. nueva audiencia a los 60 días para que el solicitante manifieste que persiste en su deseo de divorciarse;
    5. comparendo entre los cónyuges donde se tentará la conciliación y si el solicitante manifiesta que persiste en su deseo de divorciarse, el juez decretará siempre el divorcio.

    Luego de la sanción de la Ley N° 19.075, el divorcio por la sola voluntad de cualquiera de los cónyuges pasó a ser un trámite más “atractivo” por no requerir prueba testimonial y por ser un trámite más abreviado que el antiguo “divorcio por sola voluntad de la mujer”.

    Divorcio por el mutuo consentimiento de los cónyuges

    Este divorcio, al igual que el divorcio por la sola voluntad de cualquiera de los cónyugesr, no requiere prueba testimonial sino la comparecencia, en las oportunidades previstas por ley, de ambos cónyuges. Su inconveniencia: la demora (mínimo 6 meses) y que la incomparecencia de uno de los cónyuges, da por terminado el trámite.

    Procedimiento:

    1. comparecencia de ambos cónyuges personalmente, en el mismo acto, frente al Juez de Familia, a quien expondrán su deseo de divorciarse; el Juez tentará la conciliación y si no la hubiera, se decretará la separación provisional de los cónyuges y las medidas provisionales;
    2. audiencia a los 3 meses donde los cónyuges manifestarán que persisten en su deseo de divorciarse;
    3. audiencia a los 3 meses donde manifestarán, en forma definitiva, que persisten en su deseo de divorciarse.

     

    Read 1485 times Last modified on Sábado, 01 Marzo 2014 05:55
    Login to post comments